Limpieza energética

A nivel energético muchos factores pueden afectar, muchos los podemos cambiar y otros nos vienen de nuestro linaje familiar.

Una limpieza energética nos puede ayudar a limpiar nuestros registros, todo lo que llevamos grabado de muchas generaciones anteriores y así poder crear nuestra propia energía.

 

¿En qué consiste una limpieza energética?

Las limpiezas energéticas sirven para sacar las energías dañinas, todas aquellas que nos afectan y nos hacen vibrar en una sintonía más baja.

Nuestra energía vital se puede ver debilitada por muchos motivos; alimentación, pensamientos, estados de ánimo negativos (depresión, estrés, miedo…), lugares, personas, etc.

Pero nuestra energía y nuestro campo energético se pueden modificar. Estar viviendo con esta energía negativa o densa pueden llegar a ser muy perjudiciales para la salud, hasta el punto de enfermar.

Una limpieza energética es extraer todo lo que nos es perjudicial, que nos hace vibrar a una densidad que no es la correcta y recuperar nuestra energía vital, esto nos aportará mejor salud, estado de ánimo, sentirnos mejor con nosotros mismos, estar en paz, descansar mejor ….

 

¿Cuándo hay que hacer una limpieza?

Muchas veces, el ambiente en que nos movemos, el entorno de trabajo o incluso en casa, nos puede causar una vibración más densa, nos puede causar que energías ajenas a nosotros, se nos peguen y nos afecten, afectando nuestra salud y estado de ánimo.

También tenemos estados de ánimo que no entendemos, como puede ser cansancio, mal humor, malestar, tristeza, dolor de cabeza, conflictos….

Si trabajas o pasas horas en contacto con otra gente, te puedes sentir cansado / a, agotado, de mal humor.

Todo esto, son buenos momentos para hacerse una limpieza.

Aunque no tengas contacto con otras personas que puedas considerar negativas o estés en un ambiente agradable y armonioso, también es aconsejable, ya que en una sesión de limpieza, no sólo se detectan las energías que nos afectos ajenas, si no que se buscas otras causas de nuestro pasado, de vidas pasadas, patrones, entidades, fisuras energéticas, cuestiones kármicas… y muchas otras cosas.

 

¿Cómo es una sesión de limpieza energética?

Las limpiezas pueden ser presenciales o a distancia:

– Presenciales: Se realiza una pequeña entrevista. A continuación se explica detalladamente en qué consiste la limpieza, como trabajaremos y que tendrá que hacer posteriormente.

A partir de aquí, la persona simplemente se relaja y comienza la limpieza. El ambiente en todo momento es relajado y tranquilo, para que la persona pueda estar relajada y fluir más.

Posteriormente se entrega el informe vía mail con toda la información de lo que se ha trabajado en la sesión y se hacen comentarios, consejo o cambios de impresiones.

Puedes terminar la sesión de limpieza con un masaje sonoro, para acabar de limpiar toda tu energía.

– A distancia: Se realiza una pequeña entrevista. A continuación informo del día y la hora en que realizaré la limpieza, por si la persona quiere estar receptiva y en relajación (no es necesario). Se envía una meditación guiada para realizarla durante la limpieza o después. Posteriormente se entrega el informe vía mail con toda la información de lo que se ha trabajado en la sesión y se hacen comentarios, consejo o cambios de impresiones.

 

¿Hay diferentes tipos de limpieza?

Aparte de la limpieza personal también está la limpieza de casas, oficinas, locales…

El concepto es el mismo; limpiar todo lo que haya estancado en el lugar para poder disfrutar de un espacio limpio energéticamente.

Se realiza a distancia y el procedimiento es el mismo que en una limpieza personal a distancia.

 

Puedes regalar la limpieza energética a quien tú más quieras.