Reiki

A partir de descubrir Reiki, mi vida hace un cambio espectacular y me lleva por un camino maravilloso y de evolución constantes. Reiki no es sólo una herramienta de sanación, sino un estilo de vida.

El Reiki trabaja con la energía Universal-Vital, por eso podemos decir que es un sistema de sanación natural-universal

Consiste en la canalización de la energía haciendo que la circulación por el cuerpo del paciente aporte armonía.

La armonización es la libre circulación de la energía Vital (energía del individuo), por lo tanto es equilibrio. Un ser equilibrado estará en armonía.

 

¿Quién no puede recibir Reiki?

Todo el mundo puede recibir Reiki, sin distinción de nada. Todos somos energía, por lo que todo puede armonizarse con esta técnica. Desde niños, hasta ancianos, plantas, animales, espacios, objetos….

Realizo sesiones de Reiki tanto a personas como a animales. En los animales la recepción de la sesión es a su voluntad así como la duración y se pueden tratar muchos aspectos como miedos y fobias, dolencias, enfermedades, post operatorios, transiciones….

 

¿Qué trata Reiki?

Cuando algo perturba la circulación de la energía se crea un bloqueo emocional, el equilibrio se rompe y esto provocar problemas físicos y psíquicos (dolores, nervios, miedos, angustias, malestar…. Hasta llegar a la enfermedad, si no se trata).

Se puede recibir Reiki para cualquier tipo de trastornos; dolores esporádicos, por lesiones, crónicos, pre y post operatorios, ansiedad, nervios, traumas, angustias, recuperaciones, rehabilitaciones, épocas complicadas o delicadas, etc. O simplemente para mantener una vida equilibrada y armoniosa.

Reiki trabaja a un nivel mucho más elevado que el físico, haciendo que actúe silenciosamente a nivel energético y emocional, al ritmo que cada persona necesita, poniendo las cosas en su sitio, para restablecer el equilibrio.

 

¿Cómo es una sesión de Reiki?

Si no has recibido antes una sesión de Reiki lo primero que haremos será una explicación de lo que es, cómo actúa y cómo te puedes sentir.

Las sesiones son totalmente personalizadas y confidenciales y con un ambiente agradable y suave, siempre para el bienestar de quien viene a hacerse la sesión.

En el caso de las sesiones para animales, se realizan en casa del animal, en su hábito habitual y marcando él la recepción de la terapia y la duración. El respeto, en este caso, es esencial.

Al final de una sesión de Reiki (personal y presencial) puedes añadir un masaje sonoro para que los cuencos tibetanos terminen de poner las cosas en su sitio y tengas una relajación mucho más profunda.

 

¿Qué tipo de sesiones de Reiki hay?

Las sesiones son presenciales aunque también se pueden hacer a distancia.

En las sesiones a distancia se indica el día y la hora en que se realizará la sesión para que la persona pueda estar relajada y más receptiva, se enviará una meditación guiada para ayudar en la recepción de la energía, aunque no es necesario es aconsejable.

En caso de las sesiones en animales, también se pueden realizar a distancia, con el procedimiento similar en personas y dependerá de la voluntad del animal a recibir la energía.

Puedes regalar una sesión de Reiki a quien tú más quieras.